En el marco de este programa se desarrollaron diversos documentos técnicos de interés.

El Programa de Cooperación es un trabajo conjunto entre el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Estado Nacional en el cual se delimitan los ejes de trabajo de los próximos 5 años.

En el marco de este nacen distintos documentos técnicos que abordan diversas áreas de trabajo, entre ellas la alimentación. En el siguiente link se accede al resumen ejecutivo del Análisis de la Situación de la niñez y la adolescencia en la Argentina. Este análisis tiene como objetivo “examinar los desafíos y las oportunidades para lograr que se respeten los derechos de los niños, niñas y adolescentes”.

También se pueden consultar los informes de los resultados de las Encuestas de Percepción y Actitudes de la población: Impacto de la pandemia COVID 19 en las familias con niños, niñas y adolescentes. Los resultados de estas encuestas se van publicando regularmente.

En su alerta de la industria del mes de junio, el Global Health Advocacy Incubator destaca cómo la industria de bebidas y alimentos ultraprocesados ​​utiliza narrativas y tácticas específicas para lavar su imagen, marcas y productos como parte de sus intentos de socavar las políticas de alimentación saludable.

Link al documento:

Abordaje de la comercialización de alimentos dirigida a niños en un mundo digital (texto en inglés).

En este documento se muestra la robusta evidencia de la indiscutible influencia que ejerce la comercialización de alimentos y bebidas no alcohólicas, alto en grasas saturadas, sal y / o azúcares libres en la obesidad infantil. Reducir la exposición de los niños a todo tipo de marketing de estos alimentos es una recomendación central de la Comisión de la Organización Mundial de la Salud para combatir la obesidad infantil.

Link de descarga: https://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0017/322226/Tackling-food-marketing-children-digital-world-trans-disciplinary-perspectives-en.pdf


La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) sostiene, en su artículo 24, que los Estados Parte reconocen el derecho del niño al disfrute del más alto nivel posible de salud. En este sentido, un enfoque basado en los derechos debe destacar el rol de la comercialización de alimentos y bebidas dentro de las causas de las crecientes tasas de obesidad infantil alrededor del mundo, analizar y discutir la medida en que niños, niñas y adolescentes (NNyA) están expuestos a alimentos poco saludables a través del marketing y contribuir en la categorización de los alimentos como “saludables” o “no saludables”, en función de su perfil nutricional, con el objetivo de facilitar y garantizar el acceso de la población a la información sobre el contenido real de energía y nutrientes de los productos que consume, advirtiéndoles respecto al contenido excesivo de nutrientes críticos por el impacto que éstos tienen en su estado nutricional y de salud.
En ese marco, la presente investigación se realiza con el objetivo general de identificar y caracterizar las prácticas de marketing digital que están utilizando las principales empresas de alimentos y bebidas no saludables para dirigirse a NNyA, para evaluar su nivel de exposición, con la finalidad de generar recomendaciones de política pública para su regulación.

El presente informe analiza la situación de la seguridad alimentaria y nutricional de América Latina y el Caribe, el sobrepeso y el retraso en el crecimiento infantil en los países de la región, e identifica desigualdades territoriales en cuanto a la distribución de estos problemas.

Relaciona los más altos niveles de rezago por retraso en el crecimiento con las áreas rurales con niveles elevados de pobreza, bajos ingresos, baja escolaridad, el mayor grado de informalidad en el empleo, el menor acceso a servicios y destaca que sucede en mayor proporción en población indígena y afrodescendiente.

Respecto de la malnutrición por exceso de peso, se informa que tanto el sobrepeso como la obesidad han aumentado en todos los grupos de edad y que en todos los países de la región, el sobrepeso en las mujeres es mayor que en los hombres, llegando a una diferencia porcentual de 10 puntos en 19 países. Y además afirma: “El sobrepeso en niños y niñas menores de 5 años se manifiesta de forma más pronunciada en las zonas urbanas, y particularmente en los grupos más pobres”.

El documento también destaca que el impacto de la pandemia por COVID-19 ocurre en un momento en el cual la seguridad alimentaria regional ya venía en claro deterioro: en 2019, 47,7 millones de personas, el 7,4% de la población, vivía con hambre, un aumento de más de 13 millones sólo en los últimos cinco años. y aproximadamente un 10% de la población de la región se vio en situación de inseguridad alimentaria grave.

Podés leer el documento completo en:

http://www.fao.org/documents/card/en/c/cb2242es

En el documento se detalla la situación mundial del hambre y se confirma que el número de personas que la padecen ha aumentado lentamente desde 2014. Asimismo la carga de malnutrición en todas sus formas sigue constituyendo un desafío, y además, plantea que el mundo no ha realizado progresos suficientes para cumplir el objetivo de hambre cero para 2030, y puntualiza que la pandemia por COVID19 de 2020 probablemente tenga un impacto negativo sobre este mismo objetivo.

También presenta un análisis del costo y asequibilidad de las dietas saludables en todo el mundo. “Confiamos en que las recomendaciones de este informe una vez adaptadas al contexto de cada país, ayudarán a los gobiernos a reducir el costo de los alimentos nutritivos, harán que las dietas saludables sean asequibles para todas las personas y permitirán que las personas vulnerables que trabajen en los sistemas alimentarios obtengan ingresos dignos que mejoren su propia seguridad alimentaria”, se plantea en el prólogo.

Podes acceder al documento en el siguiente link:

http://www.fao.org/3/ca9692es/CA9692ES.pdf

La publicación resume la evidencia sobre el desempeño de los sistemas de etiquetado frontal (FOPL, por sus siglas en inglés) en el cumplimiento de este propósito y proporciona una lista de preguntas frecuentes sobre el sistema de advertencias nutricionales, así como el modelo de perfil de nutrientes de la OPS.

E l uso del del etiquetado frontal es una de las herramientas de políticas clave para regular productos que contienen cantidades excesivas de azúcares, grasas totales, grasas saturadas, grasas trans, y sodio, ya que informa de forma clara a los consumidores qué productos contienen cantidades excesivas de estos nutrientes críticos.

Aplicar las advertencias utilizando el modelo de perfil de nutrientes de la OPS es fundamental para que los cambios en las decisiones de compra sean lo suficientemente significativos e impactantes como para que las dietas de la población logren las metas de ingesta de nutrientes recomendadas por la OMS. Para acceder al documento, picar en el siguiente link:

https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/53013/OPSNMHRF200033_spa.pdf?sequence=5&isAllowed=y

Cada 16 de octubre desde el año 1979 se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, una celebración promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con el claro objetivo de crear conciencia en todas las naciones sobre el problema alimentario mundial y fomentar la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. El día coincide con la fecha de la fundación de la FAO, que en este año celebra su 75 Aniversario.

Este año, el lema “Cultivar, nutrir, preservar. Juntos. Nuestras acciones son nuestro futuro”, hace un llamamiento a la solidaridad internacional para ayudar a todas las poblaciones, y especialmente a las más vulnerables, a que se recuperen de la pandemia, y a hacer que los sistemas alimentarios sean más resilientes y robustos para que puedan resistir el aumento de la volatilidad y de los choques climáticos, y ofrecer dietas saludables, asequibles y sostenibles para todos, y medios de vida dignos para los trabajadores del sistema alimentario.

Desde FAGRAN, compartimos la iniciativa y celebramos este día, alentando y fomentando la adopción de medidas y reglamentaciones que garanticen el derecho a una alimentación sana, segura y soberana, respetando y haciendo valer el derecho a la salud y a la información de toda la población argentina.

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019 ha sido preparado conjuntamente por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). En su tercera edición se destaca que el hambre ha estado creciendo en muchos países en los que el crecimiento económico está disminuyendo.

En la Edición 2019 del Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional se muestran los últimos datos disponibles de la subalimentación en América Latina y el Caribe. Hace hincapié en el análisis de las características de los entornos alimentarios, los cuales “son fundamentales para explicar todas las formas de malnutrición que afectan a América Latina y el Caribe”.