Federación Argentina de Graduados en Nutrición
  DIC
2017

13

< Volver
PALABRAS DE BIENVENIDA DE LA PRESIDENTE DEL XV CONGRESO LATINOAMERICANO DE CONFELANyD
la Lic. Noemí Nahas, Presidente del XV Congreso Latinoamericano y del Caribe de Dietistas y Nutricionistas, se dirigió a los presentes , ante un auditorio compuesto por autoridades gubernamentales, invitados especiales, y colegas extranjeros y nacionales.
Autoridades presentes, colegas Licenciados en Nutrición, profesionales de otras disciplinas, señoras y señores.

Nos encontramos una vez más reunidos para intercambiar conocimientos y realidades de nuestra profesión en el XV Congreso de la Confederación Latinoamericana de Nutricionistas y Dietistas (CONFELANyD)   y el XI Congreso Argentino de Graduados en Nutrición. Este Congreso que la Federación Argentina de Graduados en Nutrición (FAGRAN) convoca a su realización cada tres años, organizado por una de sus dieciocho Entidades Miembro. En esta oportunidad contamos con el honor de que se encuentre acompañado por el Congreso Latinoamericano. El último congreso CONFELANyD, el número XIV se realizó en la Ciudad de Santiago de Chile, en octubre de 2008 y fue allí, donde Argentina ganó la  posibilidad de llevar a cabo el actual.

Como Presidente de FAGRAN, doy en nombre de todos los Nutricionistas argentinos la bienvenida a las autoridades presentes, a todos los colegas de otras latitudes, y a los profesionales de distintas disciplinas que se han acercado a este ámbito de estudio y trabajo.

Deseo resaltar la importancia de poder reunir en un congreso a la comunidad científica latinoamericana que se interesa por la salud y la nutrición de nuestros habitantes en una estrategia de multidisciplina e intercambio. Y valorar también la satisfacción de poder realizar ambos congresos aunando esfuerzos para lograr los mejores resultados. El lema del Congreso es la seguridad Alimentaria ¿y que mejor lema para los Nutricionistas que el de hacerle frente al desafío que el siglo plantea, para alimentar a millones de seres humanos en todo este mundo creciente?, porque a medida que la profesión del Nutricionista adquiere más prestigio institucional y visibilidad social, nuestra labor requiere más compromiso.

La profesión del Licenciado en Nutrición, tiene como propósito contribuir al desarrollo de la ciencia de la nutrición y promover su aplicación desde una visión integral, con una presencia vigente y dinámica en base a motivaciones trascendentes y solidarias con la comunidad. Para eso, es necesario contar con liderazgo, compromiso y excelente capacidad técnico-científica. Esto comprende el desarrollo de funciones relacionadas con investigación, información y comunicación, asistencia técnica, formación académica, desarrollo de recursos humanos y movilización de recursos.

Es claramente visible que la nutrición se ha convertido en el tema preponderante del presente en la vida de las naciones, por todas las implicancias sociales, económicas y políticas que esta palabra conlleva.

Por tal motivo , durante esta gestión de FAGRAN, hemos tratado de mantener lazos de cooperación e intercambio con las entidades representativas argentinas y latinoamericanas, desarrollamos la participación en el Comité de Nutricionistas de Mercosur (CONUMER), colaboramos con otras asociaciones profesionales, tales como la Asociación de Escuelas Universitarias de Nutrición de la República Argentina (ASEUNRA),con instituciones oficiales, como el Ministerio de Salud , asesoramos a empresas dedicadas a la alimentación y demás, todo con miras al progreso de nuestra profesión.

 

      Desde el inicio de nuestra Carrera hasta hoy, mucho ha sucedido. La labor de los egresados expresada a través de las Universidades en sinergia con la fuerza de los mismos desde sus Asociaciones primero, Colegios Profesionales luego y otras entidades de segundo orden, pudieron acompasar acciones, ubicándonos hoy en el plano que nos encontramos.

 

Ciertamente, el camino corto pero intenso recorrido ya sentó su huella en distintos sectores, particularmente en Salud, si bien muchas veces nos planteamos que en otros ámbitos aun no es la que quisiéramos tener.

Me referiré ahora a nuestro país, Argentina. La mayoría de nosotros sabemos que el país tiene paisajes y ciudades que encandilan a los turistas, cineastas, actrices y actores, valorados en pantallas de todo el mundo, y jugadores de fútbol cuyos pases se negocian en millones de euros.

Pero lo que tal vez no muchos conozcan es la "cotización" que alcanzan nuestros equipos científicos en el escenario de la ciencia mundial. Argentina se encuentra incentivando la participación de sus centros, instituciones y grupos de investigación en programas de colaboración con la Unión Europea. Basta nombrar un proyecto de los varios que existen. El Acuerdode Cooperación Científica y Tecnológica firmado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva   iniciado en 2005, con la Sociedad Max Planck, una organización en cuyos laboratorios trabajan o trabajaron nada menos que 33 premios Nobel y que contará con un instituto asociado en Buenos Aires. Proyecto éste, que planea también la firma de un convenio para crear una universidad virtual binacional, que ofrecerá, entre otros beneficios, la posibilidad de la doble titulación.

En el ámbito, la Universidad Nacional de Buenos Aires, a través de su Secretaría de Relaciones Internacionales, ha firmado convenios y acuerdos de cooperación científica para promover la realización de actividades de intercambio académico de docentes y alumnos e investigaciones conjuntas con Instituciones extranjeras. Se encuentran en funcionamiento convenios con las Universidades Rioviri I Virgili, Vic y Navarra de España, la Universidad de Antioquia de Colombia, la de Nueva León de México y la de Santa Catarina de Brasil.

En cuanto a Universidades privadas, nombraré a la Universidad Maimónides, que ha firmado convenios de de intercambio estudiantil/docente e investigación en la licenciatura en Nutrición con Universidades de España, México, (Universidad Autónoma Metropolitana /UAM, Universidad Veracruzana, Universidad de Chiapas, de Anahuac ) y convenios de investigación con Universidades de Cuba, España, Bolivia y Chile . También la Universidad Maza, de la Provincia de Mendoza cuenta con convenios de intercambio estudiantil con las Universidades de Bernardo O’ Higgins, Valparaíso y Playa Ancha de Chile y con la Universidad de Santa Cruz do Sul, de Brasil. 

¿Por qué no pensar entonces en un futuro no muy lejano, en el que en temas nutricionales los profesionales argentinos puedan jugar en “las grandes ligas”

No debemos olvidar que el valor de la ciencia y la tecnología residen en la capacidad que dan para entender el mundo que nos rodea y desarrollar un pensamiento crítico. La educación científica es un nuevo derecho social y debemos trabajar por un proyecto único, con una larga, comprensiva y penetrante mirada, que tenga que ver con un proyecto de país, porque esa es la entrada al futuro.

Tomo esta idea movilizadora, en éste tiempo que es un tiempo especial para la Alimentación y la Nutrición humana en las distintas áreas, para invitar a mis colegas argentinos y latinoamericanos a recorrer nuevos tramos del camino profesional con el aliento sostenido, con la mirada amplia, comprometida, ágil y a la vez profunda, que el futuro nos obliga tener desde este presente que hacemos.
El nuevo segmento que recorramos, será una parte más del gran camino que defina finalmente este proceso de desarrollo de una joven profesión: la de la Ciencia de la Nutrición, la nuestra.

Deseo fervientemente agradecer el trabajo de los Comités Organizadores de ambos congresos y de las Comisiones que posibilitaron diagramarlo y llevarlo a cabo ya que han estado siempre involucrados y comprometidos con este proyecto. Deseo expresar un agradecimiento muy especial a los integrantes del Comité Científico, en la persona de su Secretario General, Lic. Sergio Britos, quienes han diseñado un programa de altísima calidad y convocado a personalidades de destacada actuación profesional.

A todas las autoridades presentes, a nuestros colegas nacionales y latinoamericanos que se han acercado a esta mesa de trabajo, a todas las empresas que nos han apoyado económicamente apostando a esta idea y a todas las personas que desde distintos ángulos han contribuido a llevar a cabo este proyecto. A todos sin excepción, porque  con su trabajo se ha logrado que este Congreso se convierta en un ícono del esfuerzo y del trabajo.

Por último, un merecido recuerdo y un agradecimiento a todos los Nutricionistas nacionales y latinoamericanos que en el pasado, con su labor constante han colaborado para hacer de nuestra profesión lo que es hoy. Buscando un ejemplo en la naturaleza, podríamos decir… que un árbol no empieza por su follaje, termina en él. Aquello que lo alimenta y lo sostiene no se ve, son sus raíces. La fronda puede florecer súbitamente en primavera, pero a las raíces les lleva un tiempo largo, silencioso y paciente ir produciendo el arraigo, el contacto íntimo con la tierra de la que tomará el alimento para el tronco, para las ramas, para las hojas, para las flores y para los frutos. Las raíces se echan a lo largo de toda una vida.

Si no entendemos que somos producto de otros, tampoco podremos entender que lo que hoy hacemos va a tener trascendencia para el futuro de quienes vendrán.

Ojalá podamos seguir sembrando el surco de la disciplina, para que los que nos siguen puedan cosechar los logros, en la concientización de una alimentación saludable para todos, que redunde en el bienestar de nuestro país y de nuestra región.


Muchas gracias, bienvenidos y … ¡adelante!